viernes, enero 20, 2006

Políticamente incorrecto

La política, se ha puesto los pantalones largos, ha pegado un portazo y se ha ido a vivir sola. Lejos de casa, lejos de la gente, lejos de la realidad; en su huída -por conveniencia o cobardía- ha dado vuelta su espalda y dejado huérfanos a quienes le dieron vida; la alimentaron, aún dejando de nutrirse ellos mismos para ese menester; y a quienes la defendieron con sus propias vidas. En definitiva, la política es un hijo ingrato que hace todo lo posible y lo imposible, para exhibirse de la única forma que no debería de mostrarse: indiferente.
¿Existe algo más mezquino y miserable que la indiferencia?

0 Comments:

Publicar un comentario

links to this post:

Crear un vínculo

<< Inicio