domingo, enero 22, 2006

Perdiendo el control

Mientras aguardo el comienzo de David Nalbandian con Tommy Robredo, chapoteo con el control remoto por algunos canales.
Ciudad Abierta, Cien Lucas, video clip de Me darás mil hijos. Bien. Sigo. Tecleo al voleo dos dígitos y caigo en Gesell Rock, según dice la placa. No, digo que no, mientras intento comprender que hacen esos pibes allí arriba, relucientes y meneándose como autómatas enfundados en envases galácticos. Supongo que es música. Pero no, resisto; más aún cuando intento procesar imagen y sonido, la mezcla es fatal: vocecitas mínimas, toscas, bizarras, estirando los chillidos entre sonrisitas histéricas, carentes de sensibilidad y armonía. Claro qué no, me prometo que será la primera y última vez, lo juro por ésta ¿Cómo es posible qué esos pibes digan que hacen música? Debo ser yo. Hablo de Miranda!, creo que el signo de admiración resulta un exceso, que con el colorinche alcanza y sobra.

3 Comments:

Anonymous aydesa Opina...

Tengo un plan para entregarlos a Bin Laden y los otros.

12:39 a. m.  
Blogger Beatriche Opina...

Debo confesar que se me pegaron un par de temas, tipo chicle en el pelo, arggg.

1:14 a. m.  
Anonymous Anónimo Opina...

uh... really like this thread :)

12:03 a. m.  

Publicar un comentario

links to this post:

Crear un vínculo

<< Inicio