martes, enero 17, 2006
No se trata pues, de encontrar en el otro, en ese otro que mal se supone, tendría que estar ahora leyendo aquí, cuando en verdad no hay nadie; o si ¿Cómo saberlo? Dando por cierta y valedera que la virtualidad que concede este medio de reconocerse y reencontrarse, del percibir cierta arista de identificación, pretérita o reciente; no sustituye de modo alguno los afectos auténticos y corpóreos; los terrenales y tangibles. Esos que se nos plantan de frente y nos miran, hablan, asisten, retan, demandan, extrañan, besan, acarician, provocan, rozan, sosiegan y desasosiegan. Resumiendo: nos quieren. Y cuando ello no acontece, irremediablemente se saborea ese gusto tan amargo, tan de bajón. De no entender de qué se trata, de qué viene el asunto. De andar perdido como ciego en la bodega.

Definitivamente deberé de atribuírselo a mi exceso de sensibilidad. Por ello, esta texto maravilloso escrito por Daniel Freidemberg me hace aterrizar de emergencia, con todo el combustible en los tanques y el pasaje aterrorizado.
Y yo aquí, tan muerto de miedo como ellos y con estas mechas, pero intentando que el planeo resulte los más suave posible y que el tiempo que transcurra hasta tocar tierra se imponga no traumático y de lograr aterrizar, que el pasaje arribe sano y salvo.

Lo intentaré, queda la promesa hecha.
Estimo que es algo y que, por algún lado hay que comenzar.

Lo se: no se entiende nada. No importa. Tanto críptico por allí, dando vueltas.

6 Comments:

Anonymous aydesa Opina...

Qué dice Archipreste, como le va?
Y si, es medio críptico. Pero el asunto parece estar en la "no correspondencia".
Relajesé, apropicuesé, déjese estar.
Yo tengo una teoría pisabrotes que dice "para hacer algo con alguien, deben existir al menos dos voluntades".
Luego la esperanzadora (contemplación) que dicta que espere a que las cosas asomen a su justo tiempo, pero hay que tener un temple de aquellos.
Espero le acompañe!
Saludos. Seguimos con las milanesas de aserrín. Una locura.

5:26 p. m.  
Blogger cienveces Opina...

Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

7:08 p. m.  
Blogger cienveces Opina...

Dos voluntades o dos deseos... Coincido.

Pero no se me desapasione, amigo Arcipreste, que la virtualidad no quita el entusiasmo. No todos vivimos las cosas de la misma manera y lo que es seguro, pero seguro-seguro, mire lo que le digo, es que no hay quien pueda ponerse, justamente en esto, a dictar cátedra.
Además quien no le dice que de las virtualidades surjan realidades (¿y viceversa?)

Esto es justamente eso que le decía: ex-cátedra.

Brindemos y a seguir, que se está poniendo muy bueno.

7:10 p. m.  
Anonymous silvia Opina...

entiendo lo que decís. pero, archipreste, acaso no hay una dosis de fantasía en todo vínculo? acaso las diferentes gradaciones del afecto no transcurren en gran parte en la imaginación? es todo un tema...

12:21 a. m.  
Anonymous fander Opina...

Como fuese, maestro, hay que cuidar las energías porque la serenata es larga.

Siéntase en su casa. ¿Que no es su casa me dice? Yo le estoy diciendo que se sienta como en su casa.

12:57 a. m.  
Anonymous Kaco Opina...

Si éste es un planeo, Archipreste, es flor de planeo. Yo creo que la tripulación va llegar a salvo, tiene usted la habilidad intacta.
Saludos

10:05 a. m.  

Publicar un comentario

links to this post:

Crear un vínculo

<< Inicio