viernes, enero 27, 2006

Las palabras y las cosas

Los códigos fundamentales de una cultura -los que rigen su lenguaje, sus esquemas perceptivos, sus cambios, sus técnicas, sus valores, la jerarquía de sus prácticas- fijan de antemano para cada hombre los órdenes empíricos con los cuales tendrá algo que ver y dentro de los que se reconocerá. En el otro extremo del pensamiento, las teorías científicas o las interpretaciones de los filósofos explican por qué existe un orden en general, a qué ley general obedece, qué principio general puede dar cuenta de él, por qué razón se establece este orden y no aquel otro. Pero entre estas dos regiones tan distantes, reina un dominio que, debido a su papel de intermediario, no es menos fundamental: es más confuso, más oscuro y sin duda, menos fácil de analizar. Es ahí donde una cultura, librándose insensiblemente de los órdenes empíricos que le prescriben sus códigos primarios, instaura una primera distancia en relación a ellos, les hace perder su transparencia inicial, cesa de dejarse atravesar pasivamente por ellos, se desprende de sus poderes inmediatos e invisibles, se libera lo suficiente para darse cuenta de que estos órdenes no son los únicos posibles ni los mejores; de tal suerte que se encuentra ante el hecho en bruto de que hay, por debajo de sus órdenes espontáneos, cosas que en sí mismas son ordenables, que pertenecen a cierto orden mudo, en suma, que hay un orden. Es como si la cultura, librándose por una parte de las rejas lingüísticas, perceptivas, prácticas, les aplicará una segunda reja que las neutraliza, que, al duplicarlas, las hace aparecer a la vez que las excluye, encontrándose así ante el ser en bruto del orden. En nombre de ese orden se critican y se invalidan parcialmente los códigos del lenguaje, de la percepción, de la práctica. En el fondo de este orden, considerado como suelo positivo, lucharán las teorías generales del ordenamiento de las cosas y las interpretaciones que sugiere. Así, entre la mirada ya codificada y el conocimiento reflexivo, existe una región media que entrega el orden en su ser mismo: es allí donde aparece, según las culturas y según las épocas, continuo y graduado o cortado y discontinuo, ligado al espacio o constituido en cada momento por el empuje del tiempo, manifiesto en una tabla de variantes o definido por sistemas separados de coherencias, compuesto de semejanzas que se siguen más y más cerca o se corresponden especularmente, organizado en torno a diferencias que se cruzan. Tanto que esta región media, en la que se manifiesta los modos de ser del orden, puede considerarse como la más fundamental: anterior a las palabras, a las percepciones y a los gestos que, según se dice, la traducen con mayor o menor exactitud o felicidad (por ello, esta experiencia del orden, en su ser macizo y primero, desempeña siempre un papel crítico); más sólida, más arcaica, menos dudosa, siempre más verdadera que las teorías que intentan darle una forma explícita, una aplicación exhaustiva o un fundamento filosófico. Así, existe en toda cultura, entre el uso de lo que pudiéramos llamar los códigos ordenadores y las reflexiones sobre el orden, una experiencia desnuda del orden y sin modos de ser.

Fragmento del prefacio de Las palabras y las cosas, Michel Foucault

6 Comments:

Blogger cienveces Opina...

Por ejemplo, un orden: músicos de jazz con el balero en desorden, músicos de jazz que tocaban a sus mujeres como si fuesen contrabajos, músicos de jazz que tocaban a sus mujeres como si fuesen celofán, músicos de tango que soñaban con que su mujer era un fuelle...
Esto del orden me hace acordar a las enumeraciones borgeanas... ¿leyó un texto que se llama algo así como "Sobre el idioma analítico de John Wilkins"? De todos modos una enumeración no es necesariamente un orden; habría que ver a qué se refiere Foucault, pero podría relacionarlo sin problemas con el desvelo en que caemos cuando queremos encasillar los blogs.
El otro día un escritor que vive en Italia, ya sabrá de quién se trata, decía que había que relacionar lo que decíamos acá con la obra realizada (no estoy de acuerdo). El blog como un anexo, un género menor (¿se trata un género?... pareciera que no)
Para algunos es lo único que hay, y eso, creería, no debe estar tan mal...

11:46 a. m.  
Anonymous Anónimo Opina...

Accord Our Risqu‚ Prices at www.Pharmashack.com, The Law [b][url=http://www.pharmashack.com]Online Pharmacy [/url][/b] To [url=http://www.pharmashack.com]Buy Viagra[/url] Online ! You Can also Espy Vast Deals When You [url=http://www.pharmashack.com/en/item/cialis.html]Buy Cialis[/url] and When You You [url=http://www.pharmashack.com/en/item/levitra.html]Buy Levitra[/url] Online. We Also Classify a Signal Generic [url=http://www.pharmashack.com/en/item/phentermine.html]Phentermine[/url] As a livelihood to Your Nutriment ! We Swop away Calling look at [url=http://www.pharmashack.com/en/item/viagra.html]Viagra[/url] and Also [url=http://www.pharmashack.com/en/item/generic_viagra.html]Generic Viagra[/url] !

5:47 a. m.  
Anonymous Anónimo Opina...

You could easily be making money online in the underground world of [URL=http://www.www.blackhatmoneymaker.com]seo blackhat[/URL], Don’t feel silly if you haven’t heard of it before. Blackhat marketing uses alternative or not-so-known methods to generate an income online.

3:22 a. m.  
Anonymous Anónimo Opina...

http://site.ru - [url=http://site.ru]site[/url] site
site

3:14 p. m.  
Anonymous Anónimo Opina...

[url=http://www.23planet.com]casinos online[/url], also known as effective casinos or Internet casinos, are online versions of red-letter ("chunk and mortar") casinos. Online casinos approve gamblers to find pleasant ingredient in and wager on casino games halfway of the Internet.
Online casinos typically volunteer odds and payback percentages that are comparable to land-based casinos. Some online casinos control higher payback percentages with a believe downheartedness gismo games, and some promulgate payout enamour audits on their websites. Assuming that the online casino is using an fittingly programmed unspecific nosegay generator, catalogue games like blackjack look for an established borderline edge. The payout slice tipsy the aegis without in view of these games are established via the rules of the game.
Uncountable online casinos contract effectively or augmentation their software from companies like Microgaming, Realtime Gaming, Playtech, Worldwide Design Technology and CryptoLogic Inc.

1:22 p. m.  
Anonymous Anónimo Opina...

http://site.ru - [url=http://site.ru]site[/url] site
site

12:04 p. m.  

Publicar un comentario

links to this post:

Crear un vínculo

<< Inicio