jueves, diciembre 01, 2005

Tarea fina la de Felisa

El narrador vuelve a su casa en el 92. No es un medio de transporte confortable la línea 92. Mucho menos, un viaje cómodo. Discurre que existen personas que se quejan porque no pueden “volar” por éstos días.
¡Ay, qué acá no vuelvo más, coño! Se queja una turista española, sin saber que los dueños de las naves voladoras, son españoles. El narrador le trueca estos días de estadía con aire acondicionado y canapés en la base aérea de la Costanera, por tres viajes de vuelta entre Coronel Díaz y Peña hasta Ángel Gallardo y Camargo.

Y subí que te llevo, si puedes. Un amasijo de gente, mochilas, celulares, sudores, celulares, gente, mochilas, celulares, sudores y celulares. Divisar o figurarse el acercamiento a la llegada, entre el embrollo y gentío tecnofisiológico referido, es como avistar el cielo del amanecer en Playa Honda de la Isla Gorriti. Un sueño, casi.

Arribado por fin a su posición hogareña, el narrador busca silencio y también y además, algo más: silencio. Y si no hay silencio, que suene el piano de Keith Jarrett o la voz cascada y ronca de Johnny Hartman. En eso anda el narrador, anegando la casa de sonidos y silencios. Una nota, un silencio. Pero la terca y férrea ósmosis informativa de la única tevé al palo de la única vecina no tan al palo, lo anoticia de que “los supermercadistas se comprometieron a bajar los precios un 15%”. La noticia parece una broma en sí misma y además, de mal gusto. Y a esta hora, piensa el narrador. Un horror: a la voz de Johnny se le incorpora, en un dueto tan despampanante como obsceno, la de ¡Marcelo Bonelli!

El narrador ha quedado mal parado y dudando: Se interroga ¿Estará tan buena la Miceli para qué estos tipos regalen así por que si un 15% de sus ganancias? ¿Tan feo y malo es Lavagna? ¿Por qué ahora y no un año atrás? ¿Tanto margen de ganancia tuvieron y tienen los empresarios?

El narrador, pesimista empedernido, rápidamente tacha y concluye: Los empresarios argentinos nunca van a pérdida; por ello los márgenes de ganancias deben de ser continentales y si prometen bajar un 15%, esta noche, remarcan un 30%. Decide no continuar con los cuestionamientos, por que tal vez esta noche sueñe con volver a probar queso Port-Salut.

0 Comments:

Publicar un comentario

links to this post:

Crear un vínculo

<< Inicio