jueves, diciembre 08, 2005

La dificultad

El narrador está exhausto. Entre la gripe y los políticos, lo dejaron hecho un mamarracho.
Piensa en tanto hermano muerto, tanto amigo enloquecido y por dentro, recrudece la bronca.
Pero antes de intentar dormirse, lee unas líneas:

Lo que resulta arduo es captar profundamente la dificultad. Debido a que se la comprende al ras de la superficie, sigue siendo simplemente la misma dificultad que era. Tiene que ser arrancada de raíz; y eso implica que comencemos a pensar de una nueva manera. El cambio es tan decisivo como, por ejemplo, el que va del pensamiento alquímico al pensamiento químico. Es la nueva manera de pensar lo que es tan difícil de establecer.


Ludwig Wittgenstein, Ocasiones filosóficas

0 Comments:

Publicar un comentario

links to this post:

Crear un vínculo

<< Inicio