martes, diciembre 06, 2005

Basta la salud

“No es poesía ver la carne transpirar” cantaría -afinadísimo como siempre- Ricardo Mollo.
Tampoco es poesía -claro está- que dos hilos de agua recorran la cara del narrador.
“No son lágrimas de oro”, entonaría el maravilloso Manu Chao.
Son dos incesantes y límpidos torrentes que brotan de mis fosas nasales.
Es “Agua”, como entonaría Andrés Ciro de Los Piojos.
Es gripe
Eso, resfrío y gripe.
Pero hay que se seguir.

0 Comments:

Publicar un comentario

links to this post:

Crear un vínculo

<< Inicio